Volver al Blog

La importancia del descanso en el trabajo para ser más productivo/a

Feb 05, 2022

 

En cuanto a salud, sabemos que es muy importante el evitar mantener una posición mantenida en la silla durante mucho rato, ya que esto puede aumentar la incidencia de diversas patologías metabólicas como musculoesqueléticas debido a la inactividad física. El levantarnos de la silla nos va a ayudar a romper el patrón sedentario estando sentados y si tenemos la posibilidad de aumentar nuestras pulsaciones por encima de la media de reposo que tenemos sentados, mejor que mejor (por ejemplo, realizando unas cuantas sentadillas, subiendo y bajando a las otras plantas de la oficina, dando un corto paseo, etc). En el vídeo encontrarás más información sobre la importancia de los descansos para aumentar la productividad laboral. 

 

👇👇  HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA VER EL VÍDEO 👇👇

 

 

 

Una pregunta que solemos hacernos, o suelen hacerse la mayoría de los empleados y empleadores es:

- "Si pierdes tiempo realizando tantas pausas no vas a poder acabar con las tareas que tienes asignadas, ya descansaras cuando acabes".

Pero déjame decirte que esto no es del todo cierto, ya que está demostrado que el realizar descansos (ya sean activos o no) puede ayudarte a ser más productivo. Te recomiendo el libro de la jornada de 4 horas de Tim Ferris, en el cual habla sobre diversos aspectos muy interesantes, centrándose en los errores que solemos cometer las personas que trabajamos parte o toda nuestra jornada laboral delante del ordenador.

El dolor de espalda o el padecer ansiedad, depresión o alguna patología que nos esté afectando a nuestra salud mental, nos puede influir negativamente en cuanto a la productividad, favoreciendo el presentismo laboral en el puesto de trabajo. Siendo menos productivos al estar pendiente de nuestro dolor o de otras cosas de nuestro día a día que no están relacionados con el trabajo.

Por lo tanto, el parar para movernos un poco, realizar ejercicio, hablar con compañeros o desconectar escuchando tus podcasts de entretenimiento favoritos, puede ayudarte a que con menos tiempo estando delante del ordenador puedas tener las tareas echas, y no tengas que hacer más horas de las que sueles hacer, ya que esos descansos te ayudarán a desconectar del trabajo y coger fuerzas para el próximo bloque de trabajo sin llegar a saturarse al pasar muchas horas seguidas pensando en lo mismo.

Abajo te propongo una serie de opciones para organizarte tus jornadas laborales, te recomiendo que vayas probando para ver cuales se adaptan más a tu jornada y a tu estilo de trabajo.

Empezaré con mi favorita:

 

La regla de Pomodoro:

Bloques de 4 intervalos de 25 minutos con 5 minutos de descanso entre bloques y descansos más largos, (suelen ser de 20-30 minutos) en el caso de volver a empezar un intervalo nuevo. Es importante marcar bien los tiempos de trabajo y de descanso ya que los descansos entre bloques se pueden alargar demasiado y perder la concentración que se necesita para trabajar. 

 

50 minutos de trabajo y 10 de descanso:

Realizar 50 minutos seguidos de trabajo y aprovechar los últimos 10 para parar y despejar la mente. Puede ser una buena opción para trabajadores con jornadas partidas en las que se tienen descansos largos para la hora del almuerzo.

 

Regla del 20-20:

Es una recomendación por parte de optometristas para descansar la vista del uso continuado de pantallas. Se trata de descansar la vista cada 20 minutos realizando 20 parpadeos fijando la vista a un objeto de 6 pies (20 metros). Puedes aprovechar para ponerte de pie e incluso realizar sentadillas mientras estas parpadeando durante los 20 segundos.